viernes, 11 de septiembre de 2015

Andrea Balzán no pudo continuar sus estudios en España debido a la negativa del gobierno para entregarle divisas.
Estudiantes venezolanos recurren a la ONU para denunciar ataques de Diosdado Cabello
Andrea Balzán no pudo continuar sus estudios en España debido a la negativa del gobierno para entregarle divisas.

MAQUINARIA REPRESIVA

LA CRISIS DE DIVISAS

jueves, 27 de agosto de 2015

Defensor del Pueblo: Los que no han recibido divisas para estudios deben insistir

"Le diría a la gente que insista en el marco de los canales regulares, para que efectivamente se le haga efectivo eso", recomendó Tarek William Saab 


| Emen.-

El defensor del pueblo Tarek William Saab, precisó que el Gobierno entrega remesas a estudiantes para que culminen su preparación académica, pero recomendó a aquellos que aún están a la espera de dichas divisas, "insistir", dentro del marco de los canales regulares para obtenerlas.

Así lo manifestó el Defensor durante una entrevista realizada en el programa Vladimir a la 1: "En el caso de la gente que no ha recibido esa remesa, imagino que todo tiene un procedimiento, todo tiene una entrega. Le diría a la gente que insista en el marco de los canales regulares, para que efectivamente se le haga efectivo eso".

En este sentido, Saab aseguró que ha observado avances en materia de entrega de remesas estudiantiles, por lo que considera que el Estado venezolano ha cumplido con esa responsabilidad.
Antes "casi el 65% de los graduados (que recibía divisa viajera) no regresaba al país", aseveró el Defensor del pueblo, pero añadió que dicha situación ha cambiado en al actualidad, gracias al trabajo de Cencoex.

"Siento que el Cencoex ha hecho un trabajo importante en los últimos meses de favorecer sin distingo a los estudiantes que, cursando una carrera, estudiando postgrado, merecen culminar y avanzar en su desarrollo educativo", explicó.





martes, 30 de junio de 2015

Estudiantes venezolanos en España reclaman divisas

Gabriela Espinoza F. || gespinoza@el-carabobeno.com
Luego de más de 9 meses de espera por el pago de sus divisas, estudiantes venezolanos residenciados en Barcelona, España, amenazan con realizar huelga de hambre si el Cencoex no les envía las remesas solicitadas.
Esta advertencia la realizó Mónica Polo, estudiante de un máster de criminalística, en la Universidad Autónoma de Barcelona, quien junto al grupo de estudiantes venezolanos se concentró el pasado viernes en las afueras del consulado de Venezuela en esta ciudad para exigir una respuesta a sus reiterados llamados. La convocatoria se realizó por medio de las redes sociales.
Los jóvenes entregaron un documento en el que exigían la prontitud de este organismo, debido al retraso que mantienen con el resto de las personas que decidieron invertir sus ahorros para ampliar su formación como profesionales en el exterior. Polo a través de un contacto telefónico reveló que el cónsul Ricardo Capella no los recibió.
De los 4.110 euros que solicitó Mónica Polo para sus gastos, correspondientes a noviembre y diciembre de 2014 y enero de 2015 solo recibió 411. En el correo que recibió le indicaron que este monto era referente a nueve días de enero. “Si ellos no aprueban las divisas o se retrasan en la aprobación no tenemos cómo cancelar los servicios”, sostuvo.
Esta estudiante se encuentra junto a su esposo Miguel Ángel Llavaneras, que también cursa el máster de criminalística, y sus dos hijos menores de edad. Hasta la fecha presentan una deuda de 2.750 euros que solo corresponde al alquiler del apartamento que ocupan hoy en día por lo que ya han sido demandados.
El no tener dinero para demostrar que tienen cómo quedarse en España, los obliga a estar ilegales porque no les dan el permiso de estancia. Por ello no pueden buscar trabajo, explicó la declarante.
El caso de Mónica Polo es solo un ejemplo de la crisis humanitaria que enfrentan más de 25 mil estudiantes en el exterior.

lunes, 4 de mayo de 2015

Pero Sí Hubo para Colectivos en Panamá: #CENCOEX Mata de Hambre a Estudiantes en el Extranjero



Gabriela Espinoza F. || gespinoza@el-carabobeno.com
El hilo telefónico no era impedimento para abrazar una realidad que más de 25 mil estudiantes venezolanos en el exterior llevan a cuestas. Mónica Polo se escucha con voz afónica producto de una gripe que enfrenta. No tiene los recursos suficientes para costear un tratamiento adecuado.
Me disculpas si no me escuchas bien, se excusa Mónica al empezar la entrevista. Esta valenciana dejó Venezuela para estudiar un Master de Criminalística en la Universidad Autónoma de Barcelona, España, junto a su esposo Miguel Ángel Llavaneras.
En noviembre de 2013 fue aprobado por el Cencoex -antiguo Cadivi- la solicitud de ambos de estudiar en la capital catalana por dos años y medio. Dos meses después viajaron a Barcelona para iniciar su preparación.
Luego de esperar para pedir la primera remesa, Mónica acumuló deudas por 36 semanas y su esposo 35. “Pagué, me quedé en cero y debiendo”, afirmó al llamarle la atención a su hijo Salvador de dos años, quien junto a su hermana Manuela, de uno, acompañan a sus padres en este calvario, que describen como crisis humanitaria.
En este lapso su hija estuvo hospitalizada por el virus -VRS-, que le produjo un paro respiratorio, pero gracias a que los infantes cuentan con seguro social siguió adelante.
A esta pareja los visitan otros estudiantes que les piden pastillas para el dolor de cabeza porque tienen dos días sin comer. Sin embargo al igual que Mónica Polo y Miguel Ángel Llavaneras depositan sus esperanzas los lunes, debido a que acuden al Banco de Alimentos de España. La iInstitución que se encarga de ayudar a familias que no tienen cómo adquirirlos. Las gestiones se hacen a través de las iglesias cristianas.
Pedir dinero en la calle hasta vender la laptop con la que estudian, fueron otras de las opciones que tuvieron que adoptar para cubrir el alquiler del piso -vivienda- y no dejar a sus hijos en la calle. Las posibilidades de trabajo son escasas porque por ser estudiantes solo pueden laborar 20 horas semanales y los empresarios se niegan a aceptarlos porque tienen que cancelar mucho en papeleos, por lo que prefieren contratar a personas que puedan cubrir la jornada completa.
Hoy en día ambos padres pueden entrar al salón de clases pero al disculparse por los atrasos en los pagos le indicaron que no les entregarían el título. Existen casos de venezolanos que les pidieron firmar convenios de pago, medida que les perjudica el estatus de emigrantes. “Se comprometen a algo que no saben sin van a poder cubrir, debido a que no reciben las remesas”.
Esta realidad que enfrentan los venezolanos en el exterior contradice la versión de funcionarios del Gobierno nacional que afirman que quienes no tienen divisas es porque tomaron la decisión de irse sin esperar la aprobación de Cencoex. Mónica Polo precisó que no es una beca que les otorgan sino el cambio de bolívares a euros, los cuales cada viajero invirtió de sus ahorros para contar con estos recursos.
Para Mónica es lamentable que al Gobierno no le interese este capital humano. El artículo 51 de la Constitución nacional establece que toda persona tiene el derecho de representar peticiones ante cualquier autoridad o funcionario público sobre los asuntos que sean de la competencia de éstos, y a obtener oportuna y adecuada respuesta. Pero esto quedó en letra muerta cada vez que les niegan a ella y a su esposo esta posibilidad en el Consulado, al cual llegan a pie porque no pueden pagar el pasaje de un euro.
Fuente: El Carabobeño

martes, 3 de marzo de 2015

Cencoex por caso de estudiantes en el exterior

Defensoría mediaría con Cencoex por caso de estudiantes en el exterior


Publicado el 2 de mar. de 2015

En cuanto al tema de los estudiantes que se encuentran en el exterior y que no han recibido las divisas de Cencoex, Tarek William Saab indicó que debe darse una mesa técnica con este organismo “para asegurarle a estos estudiantes la continuación del derecho adquirido”

Estudiantes venezolanos en España denuncian silencio del Cencoex

La Asociación de Estudiantes Venezolanos en España denunció hoy en Madrid la “lamentable situación” que viven por la falta de divisas porque necesitan una autorización gubernamental para obtenerlas y actualmente el gobierno de Nicolás Maduro no la está concediendo.

La situación se remonta a 2003, cuando el gobierno venezolano impuso un control cambiario que obliga a pedir una autorización al Centro Nacional de Comercio Exterior (CENCOEX) a la hora de obtener divisas para los que viajan o residen en el extranjero.

El representante de los estudiantes venezolanos en España, Henry Sosa, explicó que la falta de divisas “impide a los estudiantes ejercer su derecho a la educación en cualquier parte del mundo”. “Lamentablemente miles de estudiantes que confiaron en los órganos que regulan la materia de control cambiario, están siendo afectados por la falta de respuesta”, dijo Sosa.

El delegado también explicó que “muchos ya han perdido su derecho a matrícula en las universidades y se han visto afectados por no tener acceso al dinero para pagar la renta, comer y sufragar necesidades fundamentales como la salud”. Aunque no se conocen cifras exactas, Sosa habló de “miles” de estudiantes venezolanos afectados en todo el mundo por esta situación.

Los estudiantes no han tenido respuesta desde Caracas, aunque han advertido de esta situación al Consulado de Venezuela en España. “Fuimos recibidos muy receptivamente por la cónsul de Venezuela en Madrid que manifestó que serviría de mediadora ante el CENCOEX en Venezuela a pesar de que ellos saben que no tienen competencia en esta situación”, explicó.

“Las universidades tienen sus políticas internas y lo entendemos, pero normalmente han sido muy solidarias con los estudiantes venezolanos”, dijo Sosa, que habló del caso de la Universidad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid.

La institución ha extendido el plazo de pago de matrícula hasta abril, según confirmaron Sosa y una estudiante venezolana que también recibe clases allí.

Por otro lado Henry Sosa mencionó que “otras instituciones han ejercido presiones de todo tipo para que los estudiantes respondan y algunos se han sentido amenazados y han salido de España como si fueran prófugos de la justicia”.

Los estudiantes han presentado comunicados en el Parlamento Europeo y ante el alto comisionado de las Naciones Unidas denunciando el silencio del Cencoex. “Que quede claro que esto no es una beca ni es una ayuda, es una obligación del Estado de proporcionarnos los medios para acceder a nuestras divisas”, dijo Ana Villalobos, otra estudiante venezolana residente en Madrid.

En el acto también participaron representantes de partidos opositores de Venezuela, como Voluntad Popular y Primero Justicia, para mostrar su apoyo y solidaridad con los estudiantes.

Vía: Efe

click -Ir al FORO